Pasado y futuro convergen en una nueva edición de MBFWM

Tiempo de lectura
2 minutes
Read so far

Pasado y futuro convergen en una nueva edición de MBFWM

Marzo 01, 2016 - 12:35
Posted in:
0 comments

Desde las inspiraciones en la España negra de Moisés Nieto a la logomanía de ManéMané. 

Diseños de Moisés Nieto en MBFW de Madrid

Adentrarse en los distintos desfiles de la 63º edición de la Mercedes Benz Fashion Week es como viajar en el tiempo. En el segundo día de la muestra, se recorrieron varias décadas: años 70 con Ailanto, unos brillantes 80 con Juan Vidal y directos al futuro de la mano de Manémané. 

Mezclando conceptos tan distintos como la España profunda y las nuevas tecnologías llega  Moisés Nieto.  Con el leitmotiv de “Vístanse y sigan gritando”  el diseñador jiennense, inspirado en las 13 rosas presentó a una mujer guerrera y reivindicativa.   El modisto enfrenta dos épocas, pasado y futuro y apuesta por las nuevas tecnologías y la ecología en la nueva colección. Encajes con impresión digital de plástico y pendientes impresos en 3D son complementos de faldas plisadas metalizadas y súperposiciones de vestidos con pantalones.   Cierre del  desfile con  rayas de colores que adornan  abrigos y tops con un toque fresco y colorido. 

Cartel en el backstage de Manémané

Compartiendo desfile con Moisés Nieto, ManéMané cambia totalmente el ambiente de su predecesor  Modelos con fuerza, acompañadas de una música estridente nos muestan una desconstrucción y una logomanía que no deja indiferente a nadie.  El ganador de la pasada edición de Who is the next, apostuesta por una estética totalmente casual en chaquetas inglesas deshilachadas marcando la cintura y vestidos sport.  Como contraste y fruto de la inspiración iconográfica del luto de su pueblo natal, Miguel Becer cierra con  vestidos negros adornados en los hombros con lazos blancos; lazos que ya forman parte de su esencia y que pudimos ver en su pasada colección de invierno. 

Cierre del desfile del diseñador Juan Vidal 

Inside Linda, es como Juan Vidal bautiza a su colección para el próximo otoño. Inspirado en Linda Lovelace, una antigua actriz porno, el diseñador inunda la pasarela de una estética sexy donde predominan los vestidos cortados en tafeta de seda  y tul bordado todo en negro.  Las transparencias van acompañadas de plumones azules o fucsias en su versión más sport, por otra parte los abrigos de cortes rectos aportaron sofisticación.  El diseñador, ganador del prestigioso concurso de Vogue que busca a los nuevos talentos de la moda  Who is the next, quiere esta vez recuperar la creatividad y olvidar los condicionamientos comerciales. 

Sesión fotográfica previa al  desfile de Ailanto

Si por algo son conocidos los hermanos Muñoz, Ailanto, es por sus estampados. Inspiración  de la firma, con paisajes  y naturaleza, que se va volviendo abstracta a medida que avanza la colección. Lo natural salpica vestidos boho con toques setenteros, monos y pantalones palazzo. Todo con una estética relajada y comercial y en la misma línea de colecciones anteriores. 

Cierre del desfile de la cordobesa Juana Martín 

En una especie de escena teatral un monje esparce incienso al son de unas campanadas provenientes de una catedral que se refleja en la pasarela. Así abrió su desfile una polémica Juana Martín. Transportando a su audiencia a la más profunda Andalucía, un año más desfilaron toques de volantes en una dicotomía blanca y negra, seña de identidad de la firma. Abrigos de cortes rectos y en tonos grises contrastan con vestidos inundados de cruces. Flores blancas y metalizadas dan el toque de color a una colección inspirada en el luto- Redemptio.

Como si de un pulso se tratara, un año más el clasicismo de los diseñadores habituales se mezcla con la creatividad de los nuevos aires que vienen de Ego, ¿Quién ganará la batalla? 

 

 

Puntuación: 
0
Sin votos aún