Luces, cámaras y... ¿Dónde está Irina?

Tiempo de lectura
2 minutes
Read so far

Luces, cámaras y... ¿Dónde está Irina?

Abril 02, 2018 - 23:51
Posted in:
0 comments

Los secretos del Backstage de la nueva colección de Juanjo Oliva quedan al descubierto 

Sábado 27 de enero, 17:00 de la tarde, Mercedes Benz Fashion Week Madrid, Juanjo Oliva a esperas de tocar el éxito con sus manos.

 

Se pone en marcha el desfile de su nueva colección, donde los tonos ocre, ambar y beige forman parte del espectáculo. Por un momento no se sabe si el diseñador se ha equivocado de temporada para su colección o son los asistentes los que no se han informado del cambio.

 

En vez de asistir a una colección para primavera - verano 2018, el ambiente se respira con aires más invernales, y es que Juanjo Oliva se une a la nueva moda “ See Now, Buy Now” para esta nueva colección, también apodado por el diseñador como “ No Season”. Su objetivo: abastecer la demanda en ese periodo de tiempo sobrante entre temporadas.

 

Primera escena, modelos en ropa interior aparecen integrados en una especie de casa prefabricada compuesta por mobiliario y plantas. Resulta extraño el contraste entre ambos, pero todo cobra sentido al descubrir que se trata de una nueva línea que acaba de abrir y que anticipa el efecto unisex que se busca a lo largo del desfile.

 

Trazado de líneas negras,amarillas y rojas,se convierten en el maquillaje de modelos, líneas simples pero fuertes a la vez, con poder para decir algo grande.No hay diferencia de géneros,como tampoco la habrá en sus diseños.

 

Con esta nueva colección, Juanjo Oliva pretende destruir las barreras entre las prendas establecidas según el sexo. Va más allá,creando diseños unisex minimalistas,con líneas sencillas,con los que llegar a todos los públicos.

 

Chaquetones, pantalones pitillo y prendas de punto se muestran junto a otras más veraniegas como gabardinas, vestidos fluidos o bermudas. Jerséis de punto se funden indiferentemente tanto en siluetas de hombre como de mujer.Cambio de prendas de vestuario se dan lugar en el escenario como forma de expresar esta moda unisex que el diseñador ha bautizado como “New Gender”, son las prendas las que no tienen género: todo reside en la proporción,en la talla.

 

Sentimientos contrarrestados en un desfile donde todo tiene cabida.

 

Invitados expectantes ante esta nueva obra, con las que el diseñador atrae miles de miradas. Escena y melodía se funden en un entorno pacífico, que invita a relajarse y disfrutar del show. Todo parece idealizado y perfecto ante las cámaras pero la realidad es otra diferente.

Detalles de varios diseños de la colección. Vogue.es

 

Prisas,carreras y nervios invaden el backstage. Aquel lugar, que no se ve, ajeno a todo invitado del desfile, donde todo se cuece.

 

Cámaras deseosos de tomar la mejor foto invaden cada rincón. Maquilladoras ultimando detalles de las modelos deseosas de salir a desfilar y una directora responsable de que se cumplan los tiempos de cada desfile y modelo.

 

Todos ellos forman parte de un escenario totalmente diferente al de pasarela,la otra cara de la moneda, la cara oculta del show. 

 

Desde el inicio del desfile todos son carreras detrás, modelos que vuelven de pasarela tan apresuradas como pueden, cada minuto vale oro.

 

Desvestirse mientras van por los pasillos para cambiarse de vestuario o descalzarse nada más salir del espectáculo son otras opciones válidas aquí.

 

Todo vale cuando lo más importante es la apariencia de cara al público,  que todo salga a la perfección.

Aquello que no se ve detrás de las cámaras. Fotografías propias.

De pronto,se respira nerviosismo en el ambiente…una de las modelos no logra salir a tiempo. No solo la directora comienza a gritar su nombre ¿Donde está Irina? ¡Irina,tienes que salir ya! .

 

Por un momento se espera lo peor…pero el sufrimiento dura solo un par de minutos. Irina,una de las modelos,aparece corriendo como si no hubiera un mañana…preparada para que el show pueda

continuar con su éxito.

 

Todo se queda en un pequeño susto que queda oculto a los ojos de los asistentes al desfile. El desfile finaliza con éxito, la colección aparece integrada en el ambiente, todos aplauden y las sonrisas

llenan la sala de tranquilidad.

Es hora de dar la enhorabuena al diseñador por un brillante trabajo realizado.

Puntuación: 
0
Sin votos aún