It's time to change

Tiempo de lectura
1minuto
Read so far

It's time to change

Abril 03, 2018 - 00:24
Posted in:
0 comments

Prabal Gurung utiliza la inspiración China de su nueva colección para dar paso a un desfile con aires feministas en la semana de la moda de Nueva York

Prabal Gurung, diseñador asiático, ha logrado posicionarse con éxito en la industria americana.

América le brindó la oportunidad de poder desarrollarse profesionalmente y, según él, “de ser mi verdadero yo”.

Es por ello que a través de esta nueva colección, otorga con sus diseños, esa oportunidad a la diversidad de mujeres que luchan contra el acoso sexual, llenando la pasarela de mensajes feministas.

No es la primera vez que el diseñador hace alusión al feminismo, en su ultima colección lo plasmó con éxito en los mensajes reivindicativos de sus camisetas.“Es tiempo de usar nuestras voces para invocar el cambio”, dijo Prabal.

 

Una bella Gigi Hadid inaugura un desfile recubierto de mandalas dibujados en el suelo, haciendo viajar a sus orígenes, a su ciudad natal: Nepal, en un entorno donde la música se asemeja quizás a ese paso del tiempo, tiempo que no hay que perder. It’s time to change. 

 

Una ola de color invade la sala. El ambiente se encuentra cargado de diversas tonalidades de colores. Desde diseños en cálidos grises, hasta los malvas más intensos, además de romper con la gama de colores complementarios, en su fusión del rosa fucsia con el rojo cerezo en uno de sus diseños clave de la colección. 

 

Tonos malvas compaginan con un escenario de mandalas. Elmundo.es

 

Bufandas entrecruzadas a modo de poncho dan paso a sedas de estampados étnicos, inspiradas en la tribu Mosuo, un matriarcado situado en China, que sirve como fuente de inspiración del diseñador.

Plumíferos combinados con vestidos lenceros, o incluso de noche, frente a jerséis de punto fusionados con faldas de lentejuelas dan cabida a esta colección. Plumas, raso y terciopelo juegan en el mismo bando.

Rescata también las diademas “ZigZag” propias de finales de los años 90, para incluirlas en apretados moños que lucen las modelos.

 

Diversidad de detalles dentro de la colección. Vogue.es

 

De pronto, Ashley Graham, modelo de tallas grandes, hace acto de presencia, luciendo uno de los diseños confeccionado para la colección, y es que Prabal, desde el primer momento, ha confeccionado para ese grupo de mujeres que hasta día de hoy sentían que no podían ir a la moda por no ajustarse al tamaño de estos diseños.

 

Prabal dijo: “Sé lo que se siente al ser menospreciado y avergonzado. En esta industria hemos pasado por alto a cientos de millones de mujeres”.

Es por ello que en esta colección, vuelve a hacer énfasis en este caso abierto de discriminación, defendiendo sus valores y derechos. 

Carrusel cargado de modelos reivindicadoras. Elmundo.es

 

Se une también a la causa “Time’s Up”, cerrando el desfile con una marcha conjunta, con aires feministas, donde cada una de las modelos sostenía rosas blancas, en contra del acoso sexual.  

 

Todo un desfile lleno de buenas intenciones.

 

Puntuación: 
0
Sin votos aún