El increíble Martin Margiela

Tiempo de lectura
1minuto
Read so far

El increíble Martin Margiela

Abril 01, 2018 - 02:04
Posted in:
0 comments

“Basura total y totalmente brillante”

Con esta frase de Bernie Ozer empecé a comprender mejor el mundo del peculiar diseñador Martin Margiela, lo cual pasaría los dos próximos meses desvelando más profunda e íntimamente para el primero proyecto del máster.

Discreto y anónimo, decía: “Mi unica tarjeta de visita es mi trabajo.” 
Su trabajo debería expresarse por sí solo y las creaciones no surgían de la mano de ningún personalísimo, sino que eran fruto de un equipo de profesionales. En 1988 funda su propia casa con la antimoda y deconstrucción como sus particulares enseñas. Fue pionero en investigar los campos de la deconstrucción, la reutilización de tejidos, el reciclaje y de la “apropiación” como recurso creativo.

Sus desfiles invitaban a la reflexión. Apostaba por espacios públicos y zonas concurridas reforzando el anonimato.

Desfile en el parque infantil con los invitados más inusitados

Analizando todas sus colecciones, el desfile del otoño invierno 2006 me llamó mucha la atención porque tiene como inspiración los mobiliarios, tejidos de alfombras, cortinas, o sea, objetos que no asociamos a la moda. Margiela, por su vez, ofrece un nuevo sentido a estos objetos, convirtiéndolos en moda, deconstruyendo una idea preconcebida de ellos. De esa manera, me recordó a un artista brasileño llamado Vik Muniz, que utiliza la basura para hacer sus obras de arte, destacando la deconstrucción de discursos cristalizados en relación al pobre, al excluido y al artista.

Más allá de él, también me vino a la mente Picasso y Joseph Beuys. Ambos deconstruyeron la manera de hacer el arte, sea el español por sus obras que fomentan la postura reflexiva-analítica de los espectadores, sea el alemán Beuys con su ideal del arte amplio, mezclando otros temas, como la antropología, para explicar su arte.

Mi concepto ya estaba decidido, la deconstrucción, sólo faltaba elegir el lugar de la exposición. Fue entonces que me recordé de una función de teatro inmersivo que está ganando espacio en Nueva York. Sleep no more, una adaptación de Macbeth de Shakespeare. ¡Ideal! Alternativa, nada convencional, totalmente Margiela. Además de transcurrir en un hotel, con muchos muebles, escenario perfecto para la colección de 2006. Para acceder a la función es necesario ponerse una máscara, incluso algunos actores también la llevan. Con eso, creé un link con el anonimato de Margiela y de sus modelos que siempre desfilaban cubriendo el rostro. En la exposición todos se sentirán anónimos, todos llevarán máscaras. Compuesta por cinco salas, la exposición será un homenaje a cada artista deconstructivo ya mencionado anteriormente.

Portada y contraportada del Research

Sketchbook, save the date e invitación

Sketchbook


Sala Vik Muniz, Sala Picasso, Sala Beuys

 

Puntuación: 
0
Sin votos aún